Todos los textos son de mi autoría y están debidamente registrados y protegidos por Safe Creative 8b61f1e5-55fb-344c-88df-411cb198c8dd y Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

*Todas las imágenes utilizadas en este sitio son tomadas de internet, por lo que pertenecen a sus respectivos dueños. Si alguien se siente perjudicado le agradezco me lo haga saber para retirar la ó las imágenes de inmediato.


Borremos el Racismo del Lenguaje

jueves, 10 de febrero de 2011

DECISIÓN POSTERGADA








— Dios …no lo soporto más— piensa con la mirada perdida en la nada.

Mientras, él sigue hablando sólo incoherencias a causa del alcohol.
— Han sido muchos años así…— sigue pensando— …ni un minuto más!— murmuró.
— Esta misma noche desaparece de mi vida…y de la faz de la tierra…—


Safe Creative #1102108472273


con éste micro participé en el concurso mensual de Las Historias del mes de Enero/2011

6 comentarios:

  1. Hola Patokata, muy bueno este microrrelato.
    El alcoholismo, ¡es mala cosa!
    Abrazos amiga

    ResponderEliminar
  2. Precioso y admirable,¿como se puede decir tanto con tan pocas palabras?.Besos de luz para ti y los que amas.

    ResponderEliminar
  3. Breve, pero intenso; conciso y a la vez amplio. Unos segundos que describen la situación de una vida entera. Me gusto, saludos!

    ResponderEliminar
  4. Hola Vero, que lindo que me visites!
    Gracias por leerme y comentarme, ni que decirte que disfruto muchísimo de tus relatos, cada vez se ponen mejorrr!!

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  5. Querida Julia, Gracias por tus palabras. Me alegra muchísimo saber que te gusta lo que escribo, GRACIAS!!

    Un abrazo enorme!!

    ResponderEliminar
  6. Hola Omar, bienvenido!!
    Gracias por pasar por aquí y leerme, es un gusto saber que lo has disfrutado, GRACIAS!!

    Un saludo!!

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y por tus comentarios,hasta pronto!!

"La vida se ríe de las previsiones y pone palabras donde imaginábamos silencios y súbitos regresos cuando pensábamos que no volveríamos a encontrarnos."


José Saramago