Todos los textos son de mi autoría y están debidamente registrados y protegidos por Safe Creative 8b61f1e5-55fb-344c-88df-411cb198c8dd y Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

*Todas las imágenes utilizadas en este sitio son tomadas de internet, por lo que pertenecen a sus respectivos dueños. Si alguien se siente perjudicado le agradezco me lo haga saber para retirar la ó las imágenes de inmediato.


Borremos el Racismo del Lenguaje

martes, 28 de enero de 2014

Proyecto Adict@ a la Escritura mes de Enero 2014-Escritura Sorpresa: Los géneros ocultos


Hola!
Les comparto el resultado de lo que escribí para el proyecto elegido en enero en la comunidad Adict@s a la Escritura. El proyecto surgió de elegir entre varias imágenes tras las cuales habían  distintos géneros literarios oculto que se dieron a conocer días después. Elegí esta imagen con la idea de que seguramente escondiera algún género que no tuviera que ver con lo que acostumbro a escribir pero resultó que escondía el Género de terror. De modo que aquí les dejo lo que surgió. Me disculpo si tiene errores o no está bien planteado, tuve una semana bastante difícil y este texto fue lo que escribí luego de estar varios días sin crear nada.
Espero que lo disfruten. Desde ya, gracias por leerme.





La Pintura

Le gustó esa pintura desde que pisó la galería de arte. Adoraba ese tipo de paisaje misterioso, propio de cuentos de hadas, brujas y gnomos. Observaba embelesado esa obra de arte, hasta que por el rabillo del ojo notó que tenía compañía. Giró y se encontró con que habían otras personas que habían reparado en ella, atraídos por el influjo del paisaje.
El nerviosismo comenzó a atenazarle el estómago; si no se apresuraba podía perderla y tenía que ser suya. Como se trataba de una exhibición cuyas obras sólo se podían adquirir mediante subasta debió esperar a que le llegara el turno, dispuesto a ofrecer lo que fuera con tal de ser su poseedor. Por el gesto de desconfianza que atisbó en el rostro de los otros interesados, supo de antemano que debía pelear el precio.
Estaba exultante cuando la colgó en la pared de la amplia sala, decorada al estilo minimalista. Ya no importaba la fortuna que había costado, al fin era suya.
Se paró en medio de la habitación para observarla de lejos, cruzado de brazos, con una sonrisa de oreja a oreja. Fue acercándose con lentitud, los ojos fijos en el camino como si ya estuviera caminando sobre él, imaginando qué habría detrás de aquellos árboles, especulando a dónde llegaría siguiendo los distintos senderos; percatándose de que la humedad de la niebla parecía estar penetrándole las ropas y la piel, al igual que el silencio que se había apoderado del ambiente, acallando todo indicio de vida. Se calzó los lentes que usaba con regularidad, no quería dejar escapar ninguno de los detalles que aparecía sobre la tela, y continuó acercándose conteniendo la ansiedad, el deseo de estirar el brazo y palpar la textura rugosa provocada por el material utilizado para plasmar tal perfección.
De repente, se sintió invadido por la naturaleza toda que se metía por sus narinas a través de los olores penetrantes de la tierra, de la vegetación dormida del otoño y del aire frío que le dio de lleno en el rostro. Se detuvo, cerró los ojos y aspiró hondo. Cuando volvió a mirar, la pintura continuaba colgada de la pared, dispuesta a ser explorada.
Fue al dar un paso cuando notó que pisaba algo, como diminutos guijarros que de algún modo habían llegado al piso de lujoso apartamento. Bajó la vista para corroborar que estaba equivocado, la empleada había estado allí esa mañana, pero sólo vio sus pies, sus zapatos de piel de cocodrilo, última moda, apoyados sobre una superficie de tierra. Quedó petrificado, sin levantar la cabeza sus ojos se movieron con lentitud a un lado y otro, vio que el camino salpicado de hojas de otoño se extendía más allá del pequeño espacio a donde llegaba su vista.
No tuvo tiempo de inspeccionar nada más. A lo lejos oyó gritos, ladridos de perros salvajes y relinchos de caballos que se acercaban con rapidez. Su cara se desfiguró, eso no podía estar pasando. Sus esfínteres se aflojaron cuando vio aparecer ante él a varias figuras de rostros cadavéricos, ataviadas con armaduras oscuras y montando en corceles tan negros como la noche; asistidos por perros cuyos ojos estaban inyectados en sangre, y provistos de enormes colmillos y babeantes mandíbulas.
Todos se detuvieron sorprendidos cuando lo vieron en medio del sendero. Alguien como él, vestido de esa forma tan extraña los desconcertó por unos segundos; se hizo el silencio hasta que el que iba al mando levantó la lanza, cuya punta estaba adornada con una cabeza humana, y lanzó un rugido al que se sumaron los gritos, los relinchos y los ladridos salvajes. Era su sentencia de muerte.
Pensó que al girarse se encontraría otra vez con la sala de su apartamento, pero sólo logró verla a través de una especie de ventana que flotaba en el aire y que se empequeñecía a cada instante. Corrió en su dirección, en un intento desesperado por traspasarla pero esta se alejaba cada vez más. En tanto sus perseguidores se agigantaban, y las espadas, las mazas de cadena y las hachas se acercaban peligrosamente a su cabeza.

En la sala vacía la pintura se tiñó de sangre; antes de que comenzara a escurrir fuera del marco la tela la absorbió con rapidez. Y allí estaba otra vez: el mismo paisaje que subyugó al último comprador desaparecido en circunstancias misteriosas...igual que los otros.


25 comentarios:

  1. Los peligros del arte, jajaja

    Muy bueno tu relato, Patito, con imágenes bien delineadas y ricas descripciones.
    Te felicito!!


    Beso!!

    Pd: vos y el género de terror siempre se encuentran...

    ResponderEliminar
  2. Muy buen aporte al género, te ha quedado genial!!
    Felicidades!!

    ResponderEliminar
  3. Si te soy sincero, la historia es genial, muy imaginativa aunque me dejó un regusto amargo al pensar que si hubieras tenido más tiempo te hubiese salido redondo, se notaba algo de precipitación en tus lineas, o quizás sea mi forma particular de ver las cosas. En cualquier caso, me gustó mucho tu relato y la imaginación que desplegaste con una simple imagen de un bosque sombrío. Por cierto, a mi me tocó el mismo género que a ti y me gustaría que me leyeras para comprobar que te pareció, disfruto con las críticas, si son constructivas.

    Un abrazo adicta.

    ResponderEliminar
  4. Lo que más me ha gustado ha sido la forma de pasar de un lado al otro, ha sido muy vívido :)

    ResponderEliminar
  5. Me encantó, se puede sentir el miedo del hombre a través de tus palabras, felicitaciones :)

    ResponderEliminar
  6. Excelente! Me gustó mucho :)
    Muy bien creado el ambiente y manejada la tensión

    besos!

    ResponderEliminar
  7. Super, El Bosque de Dorian Grey, me encanta!! Muy original :)

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  8. Buenas noches, Patricia :)

    No conocía este blog, ha sido una sorpresa dar con él.
    No dejan de sorprenderme tus relatos, eres muy buena escribiendo ciencia ficción y ahora me encuentro con que también eres buena con el terror. Te felicito :)
    Me gustó mucho tu relato, describes las escenas y personajes muy bien.
    Agradezco tu comentario en mi blog.

    Un beso,

    Ellora

    ResponderEliminar
  9. Fantastico, das unas descripciones tan bonitas que estas esperando el giro y no llega; cuando llega te deja palido. Me ha gustado y con tu descripcion del cuadro he tenido que continuar hasta el final, aunque casi me salpica. Muy bueno. Te mando un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Me ha sorprendido gratamente y me ha encantado en todo momento. Me mantuve alerta e intrigada. Ha sido magnífico. No dudaré en poner un voto sobre ti cuando las votaciones se hayan abierto.

    ResponderEliminar
  11. ¡Qué realista! Casi podía sentirme dentro de ese bosque,si ya hubiese estado escuchando música tétrica me hubiera puesto los pelos de punta. Me ha gustado mucho. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  12. Excelente, qué descripciones; hacen que el relato sea muy visual y sensitivo. Enhorabuena, y saludos.

    ResponderEliminar
  13. Patricia, en mi blog contesté a tu comentario. Muchas gracias por el mismo, con las críticas se pule mucho el estilo y la forma. Espero estar la próxima vez a la altura de este magnífico proyecto que es adictos. Un saludo fuerte.

    ResponderEliminar
  14. Paty: Tu relato es un auténtico cuento de terror, lleno de macabros detalles y ambientado en el género negro.
    Muy bueno, te felicito: Doña Ku

    ResponderEliminar
  15. Por eso me gusta el arte abstracto, una nunca sabe. Felicidades por tu relato, es muy interesante y bien narrado, saludos.

    ResponderEliminar
  16. Y tan feliz que estaba con su adquisición. Pobre.

    ResponderEliminar
  17. Auténtico terror. Me ha dejado con ganas de más. Enhorabuena. Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Patricia!!! pues... que me dejaste sin palabras!
    Qué tétrico!!! desde niña me pasa que hay cuadros que no me gustan mirar. Ahora, la imagen de este relato queda agregada a esa lista!

    ResponderEliminar
  19. Muy buen manejo del género, me encanto que lo convirtieras el bosque en una pintura porque el cambio entre su sala y el bosque fue lo que más me dio cosa. Te ha quedado estupendo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  20. Cielos.... Sin duda el arte no,deja,de ser todo un misterio....

    ResponderEliminar
  21. Me ha gustado la idea que has tenido de que la imagen propuesta sea una pintura en el relato, una pintura que parece obsesionar a los compradores. El final es inquietante, muy acertado para el género que te ha tocado. Genial!.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  22. Hola! Felicidades por tu relato. Esta genial y desde luego da miedo esa huida desesperada. A mi tb me encanta como explicas la transicion. Besosss

    ResponderEliminar
  23. Buenas, ando un poco desconectado estos días pero no me olvido de vosotros.

    Se acerca San Valentín, todo bonito ese día y después, broncas mil.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. ¡Me encantó! Un relato muy original, con descripciones ricas y aún más ricas personas (ñam! eso fue de parte del cuadro :P). Una ambientación francamente magnífica. Saludines

    ResponderEliminar
  25. oO Genial ambientado, y realmente inquietante ^^.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y por tus comentarios,hasta pronto!!

"La vida se ríe de las previsiones y pone palabras donde imaginábamos silencios y súbitos regresos cuando pensábamos que no volveríamos a encontrarnos."


José Saramago