Todos los textos son de mi autoría y están debidamente registrados y protegidos por Safe Creative 8b61f1e5-55fb-344c-88df-411cb198c8dd y Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

*Todas las imágenes utilizadas en este sitio son tomadas de internet, por lo que pertenecen a sus respectivos dueños. Si alguien se siente perjudicado le agradezco me lo haga saber para retirar la ó las imágenes de inmediato.


Borremos el Racismo del Lenguaje

domingo, 22 de diciembre de 2013

Proyecto Adict@s Diciembre/2013: El Tic...



Al fin Navidad

El año había transcurrido a mucha velocidad y para Ernesto eso era muy bueno. Él pensaba que los únicos días dignos de ser vividos eran las fiestas tradicionales y la licencia anual, que coincidía justamente con aquellas. Los 24 de diciembre, pasado el medio día, respiraba aliviado, se aflojaba el nudo de la corbata y conducía a hacer sus diligencias canturreando algún villancico. Esa fecha y sobre esa hora del día, luego del obligado brindis que el jefe acostumbraba a hacer con sus empleados, y al que asistían todos con fingido entusiasmo, marcaba el fin de su año laboral y el inicio de sus tan ansiadas vacaciones. Ernesto tenía cuarenta y nueve años y era soltero, no tenía familia pero cada año adornaba su casa como si vivieran niños en ella. Adoraba estas fiestas, especialmente la Navidad, fecha en la que se permitía ser él mismo y cumplía su fantasía más oculta. Para ello era que, esa fecha, siempre iba a la misma tienda, donde ya lo conocían y lo recibían con solícita atención; lo acompañaban durante su estadía en el local, recomendándole lo último y lo mejor para comprar. Le gustaba tomarse su tiempo, al fin y al cabo era su día especial del año.
Hacia la media tarde llegaba a su hogar. Lo primero que hacía era prender todas las luces de colores, las de dentro y las de fuera de la casa, sin importar que aún hubiera luz natural; luego, se quitaba el fastidioso uniforme, dejándolo en el canasto de la ropa sucia, y tiraba los zapatos en cualquier sitio. Cuando al fin quedaba con los boxers¹ floreados y las medias azules, se servía un güisqui con hielo y se sentaba en su sillón favorito, poniendo los pies sobre un cómodo cojín y degustando el líquido con placer.
Hacía las diez de la noche, como todos los años, llegaba el delivery2 que le traía su cena navideña: pollo a la naranja con papas y boniatos bien dorados, además de una ensalada de lechuga y tomates; su cena preferida. Luego de despedir al muchacho, no sin antes entregarle una propina sustanciosa, se centraba en preparar la mesa donde disfrutaría de semejantes manjares, exactamente hacía la medianoche, ni un minuto más ni uno menos. Cuando la mesa quedaba lista, Ernesto se dedicaba a husmear con ansiedad y deleite en las bolsas de las compras de esa tarde; tomaba con delicadeza cada artículo y lo admiraba con ojos brillantes y una gran sonrisa en el rostro. Empleaba el tiempo que faltaba para la entrada de la Nochebuena en pasearse de un lado a otro del dormitorio ocupado en distintas actividades.
Al fin cuando sonaban las campanadas él estaba listo, como cada año, frente al espejo de cuerpo entero que tenía tras la puerta de su dormitorio; contemplándose, con las manos en la cintura, volteándose a un lado y al otro, mordiéndose con ansiedad el labio inferior. Cuando estaba satisfecho de lo bien que lucía con esa combinación rojo fuego, las ligas y las medias de red, y los zapatos de tacones altos, se hacía un guiño, haciendo aletear las pestañas postizas que resaltaban el verde de sus ojos, y le tiraba un beso a su reflejo, con los gruesos labios delineados en rojo, al tiempo que se arreglaba con coquetería los largos bucles de la peluca rubia. Y así, vestido de la manera que añoraba todo el año, se sentaba con elegancia frente a la mesa que había preparado con esmero y disfrutaba, con gestos delicados y satisfechos, de esa cena especial de Navidad.

Diciembre 2013

1-Calzoncillo, tipo de ropa interior masculina.Wikipedia.

2-Reparto o entrega es una actividad parte de la función logística que tiene por finalidad colocar bienes, servicios e información directo en el lugar de consumo (Al cliente final). Wikipedia.
3-Españolizado del inglés whisky RAE


 ¡Muy Felices Fiestas para todos!

14 comentarios:

  1. Para los buenos momentos, gratitud.
    Para los malos, mucha esperanza.
    Para cada día, una ilusión.
    Y siempre, siempre, felicidad.
    Esto es lo que te deseamos para el 2014.

    EL EQUIPO DE ACOMPÁÑAME

    y no te olvides de presentarte a nuestro reto navideño, queremos tu compañía en estas fechas.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Patito!!

    Ya me habías comentado tu idea y me había hecho una idea muy visual de ella (para variar, mente pervertida!! :-P ). Te felicito por el relato porque te quedó estupendo. Destaco cuando está frente al espejo, como has descrito la forma en que luce, pues ha sido cuidados, impecable, y muy visual.

    Muchas felicidades!!!

    Besotes!!

    ResponderEliminar
  3. Me encantó, pobre, solo se animaba a hacerlo una vez al año!! Alguien debería animarlo para que se suelte y disfrute de ese placer mucho mas seguido

    Buenisimo, un besote

    ResponderEliminar
  4. Ohhhh!!! pero qué pedazo de secreto tiene Eduardo!!!
    Quedé O___o jaja.
    Patri, qué buena vuelta le diste!!! yo me había imaginado cualquier cosa!!!!
    Genial!!! así de sencillo :D

    ResponderEliminar
  5. Me has dejado esperando el final, pensaba en otra cosa menos en el cambiazo. Muy original y muy bien narrado, nos llevas hasta el final sin saber por donde vas a continuar. Te felicito. Te mando un abrazo y te deseo Feliz Navidad.

    ResponderEliminar
  6. Me encantó! No me lo esperaba para nada y me quedé "eh?" en un primer momento.
    ¡Muy bueno!!

    Felices fiestas! :D

    ResponderEliminar
  7. Ya queda poco!!!! Si, ya queda poco!!!! Esta noche llega Papa Noel jejejeje, bueno que yo no hice la carta, confío en mandar mis propios regalos, así que te quería mandar algo super especial para esta Navidad, pero me he encontrado con un problema ¿Cómo envuelvo un abrazo y un beso?

    Lo he solucionado con un comentario jejejeje, así que Felices fiestas!!!!!!

    Y no te olvides pasar por mi blog a por el regalito navideño, mi libro gratis.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  8. ¡Muy bueno! No esperaba que su placer secreto fuera ese y me encantó imaginar a un hombre mirándose al espejo ataviado de ropa interior bonita y maquillaje exuberante. *o*
    Sin duda ha mejorado mucho tu redacción y tu estilo, Pato. ¡Felicidades!
    Por cierto, me parece que se escuchar mejor ''a la medianoche'' que ''hacia la medianoche'' en la parte en que mencionas los manjares que disfrutará.
    Felices fiestas.

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola! ¡Genial y sorprendente relato! ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  10. XD no me lo esperaba para nada, la verdad. Felices fiestas.
    PD: No puedo con la palabrita de verificación... último intento.

    ResponderEliminar
  11. Me ha sorprendido increíblemente ese final. Capturador y enigmático hasta el último momento. Muy buen relato.

    ResponderEliminar
  12. Muy interesante la fantasía del señor Ernesto, aunque tampoco es un tic sino una especie de juego autoerótico medio perverso. Lo que sí te señalaría son los anglicismos: bien pudiste poner "calzoncillos" y "servicio de entrega" y ahorrarte, de esa forma, las notas al pie que solamente distraen la atención. Por lo demás, muy buen relato con una imagen interesante de Ernesto.

    Saludos y feliz año nuevo

    ResponderEliminar
  13. Espero que termines muy bien el año.

    ¡¡¡¡FELIZ 2014!!!!

    Un abrazo y gracias por hacerme compañía.

    ResponderEliminar
  14. Así que decide aprovechar la navidad para hacer algo que no haría en otro momento... como todos los demás :P

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y por tus comentarios,hasta pronto!!

"La vida se ríe de las previsiones y pone palabras donde imaginábamos silencios y súbitos regresos cuando pensábamos que no volveríamos a encontrarnos."


José Saramago