Todos los textos son de mi autoría y están debidamente registrados y protegidos por Safe Creative 8b61f1e5-55fb-344c-88df-411cb198c8dd y Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

*Todas las imágenes utilizadas en este sitio son tomadas de internet, por lo que pertenecen a sus respectivos dueños. Si alguien se siente perjudicado le agradezco me lo haga saber para retirar la ó las imágenes de inmediato.


Borremos el Racismo del Lenguaje

miércoles, 11 de julio de 2012

RESEÑA DE LUCIANO WONG Mâ (Libro I) de Sergio G. Ros

Sobre el autor

Sergio G. Ros (Cartagena: 1975) es un escritor novel que administra el blog Alma Impresa y con este ya tiene cuatro libros colocados en Amazon; además de El Ladrón de Compresas, que ha tenido buena recepción entre los lectores, sus libros El Valle del Demonio (terror) y Transmutación (thriller-bélico-terror).




Otros de sus manuscritos son:


*“Luciano Wong (Libro II). Kuen" (borrador) (histórico-drama-acción y aventuras).

*Un novela corta: “El misterio de la caldera chirriante.

• Varios relatos cortos, accésit en el Premio de Relato Corto Torrepacheco (Murcia).
En el 2010 fui el coordinador de la tertulia literaria "El Escarabajo Palabrero", de gran arraigo en la ciudad de Cartagena (Murcia, España).

Ha colaborado con: Llegir en cas d´incendi y Prosofagia

Blog del autor : http://elalmaimpresa.blogspot.com/







Formato: Versión Kindle EUR 1,39
Tamaño del archivo: 647 KB
Longitud de impresión: 355
Vendido por: Amazon Media EU S.à r.l.
Idioma: Español
Tapa blanda EUR 13,78
En stock. Editorial: CreateSpace
Publicado en: 20 de junio de 2012


Sinopsis

Corren los años 50 del siglo XX.

El general Batista ha convertido la Habana en un paraíso de ocio y diversión con el que pretende atraer el capital extranjero: el juego, la droga, la prostitución y el empleo precario siembran el descontento en la población que recibe expectante las noticias de una revolución gestada desde las montañas. Mientras, en pleno corazón de la ciudad, palpita el Chinatown más grande de toda América Latina, un microcosmos propio donde se salvaguardan ancestrales tradiciones.

Cuando el joven mestizo Luciano Wong salva la vida de Zhang Li, la hija de un humilde tendero, desconoce que éste es en realidad un afamado médico tradicional y gran maestro de artes marciales. A partir de ese momento, Hung Li, contraviniendo los códigos que prohíben enseñar a un yang-kwei (diablo extranjero), lo tomará como su alumno y le abrirá las puertas del conocimiento.



Reseña

Este es el primer libro de la trilogía Luciano Wong, una ficción histórica, de acción y aventura. Contada en su mayor parte desde el punto del vista del narrador, está dividida en 3 partes, subdividida a su vez en varios capítulos. La primera y segunda parte consta de cuatro capítulos respectivamente, la tercer y última parte consta de un único capítulo; que deja la puerta abierta al próximo libro.

Primera parte de 1954 a 1957 cap. I a IV

Segunda parte 1958 cap. V a XI

Tercera parte finales 1958-finales 1960 cap. XII a cap. XIII

La novela nos cuenta varias historias, no solo se trata de Luciano Wong, un mestizo, hijo de madre china y padre cubano, por lo que no sabe muy bien a qué mundo pertenece, y que no fue criado en un ambiente de cariño y protección. También es la historia de Zhang Li y de su padre Hung Li, inmigrantes chinos que poseen un puesto de frutas y verduras y viven en la plata alta del local; también de los hermanos mellizos de Luciano, fruto del matrimonio de su madre con un hombre chino luego de que quedó viuda; así como de ciertos personajes del barrio chino. La trama se ubica en la Habana, en plena Cuba, más concretamente en el barrio chino de la época que abarca la novela. Una época de cambios revolucionarios, dónde Fidel Castro secundado por el legendario Che Guevara estaban a pasos de tomar el poder y arrebatárselo al general Batista; una época donde el juego, el alcohol y la prostitución se manejaban con entera libertad gracias al gobierno de turno.

Si bien el título de la novela se centra en uno de sus personajes, en realidad este es testigo no solo de los cambios en su vida sino en la del resto de los personajes y de la historia de un país. Luciano Wong es un muchacho de pocas palabras, que más que expresarse observa y aprende a medida que crece, y su entorno y los sentimientos propios como ajenos va cambiando poco a poco. Su deseo siempre fue aprender sobre las artes marciales, pero él era un mestizo y los maestros se negaban a enseñar a quienes no fueran verdaderos chinos. El día que intercedió por el honor de la hija de un maestro de artes marciales, sin él saberlo, su suerte cambió y allí tuvo la posibilidad de elegir realizar su sueño; pero por otro lado trajo problemas al maestro Li con miembros de su propia comunidad, quienes estaban en contra de que se le enseñara tan veneradas artes a un extranjero.

A partir de allí, Luciano encuentra en el maestro y en su hija la familia que siempre añoró tener, manteniendo al mismo tiempo contacto con su madre y sus hermanos, uno de los cuales se unirá a las fuerzas revolucionarias de Castro. Con el tiempo, no solo se hace hombre y gana en conocimientos con las enseñanzas que el maestro le imparte, sino que sus sentimientos por Zhang Li van mutando hasta convertirse en un sentimiento verdadero. En tanto esta pone en peligro su vida y la de su padre al interesarse por uno de los hijos de un hombre influyente, perteneciente a la mafia china, con el que el maestro Li no tiene muy buena relación. Con el correr de los años, esta inicia un intenso romance secreto con el hijo menor de este hombre, que será el primer hombre de su vida y padre de su hija.

Cuando al fin las fuerzas castristas toman el poder, toda la organización y tranquilidad en el barrio chino se trastoca y la prosperidad que hasta el momento habían caracterizado esa parte de la ciudad desaparece de un día para el otro. Una serie de acontecimientos llevarán a Luciano Wong a separarse del maestro y su hija, al ser acusado por crímenes que no cometió y que lo confinarán en una cárcel. Será gracias al hermano que apoyó la revolución que podrá salir de allí y emprender la búsqueda de la mujer que ama y que creía muerta.



Opinión personal

La novela está narrada en tercera persona, pero en algunos capítulos referentes al hermano de Luciano, que está a favor de la revolución, se pueden encontrar párrafos escritos en primera persona.

He tenido la suerte de poder leer otras dos obras de Sergio: El Ladrón de Compresas y El Valle del Demonio (una es un thriller y la otra una novela de terror, respectivamente), totalmente diferentes entre sí y con esta, y si hay algo que caracteriza al autor es el cuidado que pone en las investigaciones que realiza cuando cuenta una historia; y esta no es la excepción. Hay un estudio minucioso no solo de la época histórica sino de las artes marciales, las que parece conocer muy bien.

La idea de la novela es muy interesante, se nota que el autor investigó para tener material real en el que basarse. Muestra no solo el desarrollo de una historia entre diversos protagonistas sino también el desarrollo de la vida política de Cuba en la época en la que transcurre la historia, al que va unida la suerte del barrio chico. Nos muestra la resistencia a enseñar prácticas de artes marciales a quienes no pertenecen a la cultura china, muchas de las cuales son transmitidas de generación en generación dentro de un único núcleo familiar. En este caso, Luciano encuentra una oportunidad que conlleva consigo la idea de familia que él siempre tuvo así como la posibilidad de cumplir su sueño de aprender artes marciales, pero para eso deberá soportar el rechazo de un miembro influyente del barrio chino que vivirá en constante enfrentamiento con su maestro por su causa.

Noté que los diálogos de Luciano son escasos, al igual que sus acciones, es decir: su historia acompaña al resto de forma casi pasiva, observando y aprendiendo, acumulando conocimientos tanto en medicina naturista como en artes marciales. Hay más relevancia de las historias que giran en torno a su vida, dejándolo casi como un personaje secundario. Se ve cierta resistencia y accionar casi al final, cuando los acontecimientos generados con el cambio de gobierno lo tocan de forma directa y lo sobrepasan. Deja una puerta abierta a imaginar más protagonismo de este en el próximo capítulo.

He disfrutado todas las obras de Sergio, pero esta tiene un no se qué que me atrapó desde el primer instante. Un muy buen trabajo, muy recomendable.

Agradezco a Sergio por tenerme en cuenta a la hora de dar a conocer su obra. Es un gusto para mí leerlo.

Leer reseñas de otras obras del autor:

El Valle del Demonio

El Ladrón de Compresas

3 comentarios:

  1. Tengo el libro pendiente d leerlo. de Sergio he leído El ladrón de compresas y me gustó mucho. a este le tengo ganaa y después d leer tu reseña, más.
    una buena reseña para un buen libro. besotes

    ResponderEliminar
  2. Pues no conocía a este autor y a sus obras. Escribe un género que me gusta bastante así que me lo anotaré para próximas lecturas.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Patricia, muchas gracias por tu reseña, un placer y un honor que hayas leído la novela.
    Desde luego, cuando la escribí me fascinó el contexto, esa mezcolanza imposible en otro lugar, pero la Habana de años los cincuenta fue una rara avis entre las ciudades del mundo, el lugar de las tres culturas: la negra, la blanca y la china.
    Respecto a lo que comentas sobre Luciano, en verdad, el personaje evoluciona poco a poco (y mucho más en la segunda novela), es un adolescente introvertido que cumple a la perfección el proverbio Zen de vaciar la taza de té para poder llenarla: debe ser así, porque debe aprender, debe adquirir mucho conocimiento. Desde mi humilde punto de vista, creo que Luciano es un bello personaje porque dice más con lo que hace que con lo que habla, y te doy la razón en la escasez de sus diálogos, pero qué hermosos ejemplos deja a lo largo del libro (cuando ayuna en solidaridad con el maestro, cuando lo cura días enteros si dormir...). Esa instropección de Luciano y el conocimiento que lo va llenando, lo harán fuerte en el final donde, como bien dices, los hechos le superan. Pero emanará entonces una fuerza interior.
    Muchísimas gracias por todo,
    un abrazo,
    SErgio G.Ros

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y por tus comentarios,hasta pronto!!

"La vida se ríe de las previsiones y pone palabras donde imaginábamos silencios y súbitos regresos cuando pensábamos que no volveríamos a encontrarnos."


José Saramago