Todos los textos son de mi autoría y están debidamente registrados y protegidos por Safe Creative 8b61f1e5-55fb-344c-88df-411cb198c8dd y Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

*Todas las imágenes utilizadas en este sitio son tomadas de internet, por lo que pertenecen a sus respectivos dueños. Si alguien se siente perjudicado le agradezco me lo haga saber para retirar la ó las imágenes de inmediato.


Borremos el Racismo del Lenguaje

jueves, 22 de diciembre de 2011

Proyecto Diciembre 2011: Versionando la Navidad







ALMA CON ALAS



La tarde noche lo encontró haciendo dedo al borde de la autopista. Hacía tiempo que quería lanzarse a esta aventura pero por las súplicas de su madre siempre lo estaba postergando. La última discusión con el imbécil de su padrastro lo empujó a decidir; aunque le dolió dejarla a ella llorando, no dio marcha atrás. Ni siquiera teniendo en cuenta que faltaban apenas horas para la navidad. Amaba a su madre; esta lo había criado sola después de que su padre murió, siendo él muy pequeño, y le debía todo lo que era; pero él ya estaba por cumplir veintitrés años y quería empezar a vivir su vida. Ni siquiera llevó su celular, evitaría así que lo llamara insistentemente para rogarle que volviera.
Pensaba en eso cuando al fin un conductor samaritano paró a recogerlo.
―Muchas gracias. Hace horas que estoy aquí.―le dijo sonriendo a la conductora.
―Se debe a la inseguridad, pero tu pareces buen chico―le respondió la mujer de pelo cano, mirada serena y voz segura y confiable.―. ¿Qué haces tan lejos de casa, faltando tan pocas horas para la llegada de la navidad?―le pregunta, mirando a la carretera y a veces a él.
―Buscando libertad.―susurra él, con la vista fija en el paisaje borroso tras la ventanilla.
―¿Crees que necesitas ir tan lejos y apartarte de todo para encontrarla?
El chico se encogió de hombros y no respondió, contemplaba las luces de los autos.
―¿Sabe de algún lugar agreste y tranquilo que quede de camino?
―Oh, sí. Conozco un pequeño bosque que queda en lo alto de una montaña camino a casa. Es fácil de subir y dicen que es muy bella la vista desde allí―responde, apartando los ojos de la ruta para mirarlo. ―. Perdona que sea entrometida pero ¿crees que es buena idea pasar solo una noche como esta? Si quieres puedes quedarte en casa; mi hija y yo pasaremos juntas y estaríamos contentas de tener un invitado.
―Se lo agradezco, pero necesito privacidad y además no quiero molestar.―le dijo, había seguridad en sus ojos.
―Muy bien, veo que no lograré convencerte; pero si no te molesta haremos una parada en casa así descargo algunas cosas y luego te alcanzo hasta el pie de la montaña, ¿sí?―le dice sonriendo.
―No hay problema, se lo agradezco.―esbozó una sonrisa, mirándola apenas.
La casa de la señora era pequeña y humilde, su exterior estaba adornado con luces y motivos navideños. El muchacho observaba con curiosidad. Desde el coche podía ver el fuego de la chimenea encendido y al parecer había alguien dentro. Ella sacó unas bolsas y paquetes que llevaba en la valija y abriendo el portón fue recibida por un pequeño cachorro que saltaba a su alrededor. Cuando volvió traía una bolsa de papel entre los brazos.
―Mira, si  no te ofendes aquí te traje un pedazo de pastel de pollo recién horneado y una botella de sidra.―se lo entregó y ocupó su lugar detrás del volante.
El muchacho no quiso ser descortés; en ese momento lo que menos tenía era hambre, pero lo aceptó con fingido entusiasmo.
Al fin llegaron al sitio acordado, él tomo su mochila y el paquete que minutos antes le había dado.
―Feliz Navidad. Espero que encuentres lo que estás buscando.―le dijo la buena mujer, dándole un abrazo. Este gesto lo conmovió. Quizá ya se estaba arrepintiendo de estar tan lejos de casa.
―Gracias.―respondió, tratando de sonreír y desviando la mirada para que no viera sus ojos húmedos.
Comenzó a ascender sin volver la vista atrás, estaba seguro que ella aún estaba allí mirándolo. Pensó en su madre y se le estrujó el pecho.
Ayudado por una linterna llegó rápidamente a la cima de la montaña, ya que no era muy empinada. Contempló las luces titilantes de la ciudad y de más allá, la señora no había mentido. Sin prisa comenzó a armar la tienda; miró su reloj, pocos minutos faltaban para la medianoche. Encendió una pequeña fogata para calentarse, estaba abrigado pero aun así sentía frió. Frente a él, acomodó el pedazo de pastel de pollo y la sidra y los vasos a un costado; se oían los primeros fuegos artificiales, ya era medianoche. Nuevamente pensó en su madre, sentía mucho haberse ido así.
―Hola.―oyó que alguien decía a su espalda y se sobresaltó.
Cuando se giró vio a una chica que tendría su edad y que venía hacía él sonriendo.
―Feliz Navidad―le dijo ella mientras se acercaba.―. Veo que viniste preparado, ¿me vas a convidar? Tenemos que celebrar, ¿no?
El la miraba anonadado, nunca imaginó que habría alguien por allí.
―Quizá quieras saludar a alguien esta noche―le dijo ofreciéndole un pequeño celular.―. Si dejas tu orgullo de lado no sólo harás feliz a alguien hoy, también tú lo serás.―agregó, al ver la duda en él.
Finalmente aceptó, llamó a su madre y esta se emocionó mucho. Contrariamente a lo que había pensado no le reclamó; estaba preocupada por él pero ahora que lo oía sabía que ya era lo suficientemente maduro como para tomar las riendas de su vida. También ella había madurado al aceptar por fin que él ya era un hombre, aunque lo siguiera viendo como a su niño. Cuando terminó la conversación, sonreía feliz. La chica continuaba allí, esperándolo para comer ese rico pastel y hacer el brindis de la navidad. Pasaron casi toda la noche riendo entre bromas, ella era muy alegre y bonita. En ningún momento al chico se le ocurrió preguntar de dónde había salido o cómo había llegado allí, eso parecía no importar.
Al otro día, cuando despertó ella ya no estaba. Él recogió sus cosas para seguir camino pero pasó por la casa de la señora para despedirse, esta se puso muy contenta de verlo. Lo hizo pasar, ella estaba con su hija. Se asombró, era la misma muchacha alegre con la que celebró la navidad. Se enteró que la chica nació con una grave enfermedad degenerativa que la dejo postrada en esa silla de ruedas, sin posibilidades de hablar o de moverse pero sí de escuchar y comprender.
―Sin embargo, te puedo asegurar que ella es el ser más libre que hay sobre esta tierra.―le dijo la madre, sonriendo y sin dejar de mirarlo.
Él estaba mudo; sus ojos fijos en los ojos risueños y llenos de vida de la muchacha.


diciembre 2011 Safe Creative #1112240801718


¡¡¡MUY FELICES FIESTAS PARA TOD@S!!!


33 comentarios:

  1. Qué precioso relato navideño, con todo el espíritu y la magia de estas fechas. ¡Hermoso! *3* Sin duda, como muchos saben, creen o sientes, es una época para nunca dejar de sorprenderse con los milagros. Me encantó como se relacionó todo. ^0^

    ¡Feliz navidad y año nuevo! ¡Qué la inspiración esté contigo! :D

    ResponderEliminar
  2. Uy Patricia, tú si que sabes llegar a finales impactantes... ME ENCANTO!!!!! felicidades.

    ResponderEliminar
  3. Oh que bonito, que las almas más hermosas estan en los que menos pensamos. Me conmovió profundamente.

    ResponderEliminar
  4. Wow! Menudo relato! Su esencia es preciosa, me gustó mucho como quedo, me has dejado sin palabras. Pero te felicito porque has creado una historia maravillosa n-n

    Felices fiestas! un beso.

    ResponderEliminar
  5. está genial, una buena forma de transmitir la magia de la Navidad (por cierto, Navidad siempre se escribe en mayúsculas)

    ResponderEliminar
  6. Qué bonito el relato. Una historia preciosa, Patricia! ^^

    ¡un beso y Felices Fiestas! ^^

    ResponderEliminar
  7. Gracias PukitChan!!
    Me alegra mucho que lo hayas disfrutado.
    Mis mejores deseos para tí y tu familia y por supuesto, que la inspiración también esté contigo...con todos!!

    Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
  8. Gracias querida Jonaira, es un placer saber que te gustó!!
    Muchas gracias por tus palabras!!

    Muy felices fiestas para tí y los tuyos, por un gran año!!

    Un beso gigante!!

    ResponderEliminar
  9. Gracias Nyra, totalmente de acuerdo contigo!!
    Gracias por tus palabras!!
    Te deseo una muy felíz Navidad y un año super para tí y tu familia!!!

    Un gran abrazo!!

    ResponderEliminar
  10. Gracias Esther!!
    Te confieso que al principio no sabía cómo encararía este tema pero luego, y ahora comprendo, fue la inspiración que estuvo conmigo. Me lo recuerda el deseo de PutkiChan!!
    Mil gracias por tus palabras y sobre todo por disfrutarlo!!

    Felicidades para tí y tu familia y que el nuevo año sea portador de todo lo que anhelas!!

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Gracias Déborah, un gusto saber que te gustó!!
    Ahora me quedó claro la mayúscula para la palabra Navidad, gracias por el dato!!
    Te deseo muy felices fiestas junto a los tuyos y un año lleno de proyectos, éxitos e inspiración!!
    Por supuesto, mis felicitaciones por el lanzamiento de tu libro en papel!!

    Un gran abrazo!!

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias Eliza, me alegro que te guste!!
    Mis mejores deseos para tí y tu familia y un año repleto de anhelos cumplidos!!

    Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
  13. Muy lindo, me gustó mucho!!
    Feliz Navidad!!
    Saludos :)

    ResponderEliminar
  14. Precioso, la verdad es que me ha encantado. Me ha enganchado y trasmite mucho los sentimientos presentes en estas fechas. Un beso grande!

    ResponderEliminar
  15. Bonito cuento. Me hizo pensar en las Leyendas de Bécquer. El personaje se sale de la civilización y da con alguien extraordinario.

    ResponderEliminar
  16. No caben dudas, todo, absolutamente todo lo que buscas está dentro tuyo!!!!!!

    Me encantó Pato!!!!! Bellísimo y muy, muy Navideño...

    Feliz Navidad!!!!!!!!!!!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  17. Holaa! Felicidades, muy emotivo el texto, transmite algo muy bonito, y además de una forma muy insospechada. Un gusto leerlo ^^

    Saludos, y feliz Navidad :)

    ResponderEliminar
  18. Muy bonito relato, me ha gustado mucho. Es bueno leerte. Saludos!!!

    ResponderEliminar
  19. Paty: Pues parece que voy a comenzar el 2012 con nuevas amigas. Eso espero.
    Me pareció muy hermoso tu cuento. Me hizo recordar a Lobsang Rampa y su "Cordón de plata". Él hablaba de que había monjes entregados a la meditación y, estando entre cuatro estrechas paredes, podían viajara por todo el mundo con su mente.
    Muchas felicidades para ti y para los que amas.
    Con cariño: Doña Ku

    ResponderEliminar
  20. Muy bueno el final, tanto la historia del muchacho como la de la chica. Te felicito.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  21. lindo, fue como un hechizo que descendio y cubrió todo, me gustó mucho
    te dejo un beso!!!!

    ResponderEliminar
  22. Hola Dolly, gracias por tus palabras. Me alegra mucho que te guste!!
    Espero que hayas pasado una muy linda Navidad!!
    Te deseo que el nuevo año sea portador de todo lo que anhelas!!

    Un gran abrazo!!

    ResponderEliminar
  23. Gracias Hadita, un placer saber que lo disfrutaste!!
    Muy feliz Año Nuevo!!

    Besos!!

    ResponderEliminar
  24. Bienvenido Santiago!!
    Gracias por tu visita y por tus palabras, ni qué decir que es un gran honor que mi texto te recuerde a las maravillosas leyendas de Bécquer. Es uno de mis autores de cabecera, cuyo estilo para narrar esas historias tan llenas de magia y misterio me ha cautivado desde siempre!!
    Muy Feliz Año Nuevo!!!

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  25. Hola Novia, muchas gracias por tus palabras. Me alegra saber que lo disfrutaste!!

    Feliz Año Nuevooooo!!!

    Besos!!

    ResponderEliminar
  26. Bienvenida/o albaal, un placer saber que el mensaje llegó!!
    Gracias por leerme y dejarme tu mensaje!!
    Feliz Año Nuevo!!

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  27. Bienvenida Li, gracias por leerme y dejarme tu comentario!!
    Es una alegría saber que lo disfrutaste!!

    Feliz Año Nuevo!!

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  28. Bienvenida Doña Ku, es un placer recibir tu visita y ni qué decir tus bellas palabras; gracias por contarme parte de esa historia que supongo ha de ser maravillosa.
    Mis mejores deseos en este nuevo año que se aproxima para tí y los tuyos!!

    Hasta pronto!!

    ResponderEliminar
  29. Gracias Lionel, me alegra muchísimo que te guste!!
    Gracias por tu visita!!
    Te tengas un gran año, es mi deseo para tí y tu familia!!

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  30. Hola Laura, un gusto saber que lo sentiste así!!
    Gracias por leerme y comentar!!

    Feliz Año Nuevo!!

    ResponderEliminar
  31. Me encantó. Todo. Su determinación, los consejos y las "preguntas correctas"; madurar y descubrir lo imposible... mucho para una sola Navidad, y lo que le costó verlo.

    ResponderEliminar
  32. ¡Hola, hola! Disculpa que no había podido pasarme, pero finalmente estoy aquí.

    Gracias por pasarte por mi sitio, por tus comentarios y por compartir también tus escritos.

    La verdad es que me has atrapado, me gustan los personajes decisivos y ese final es encantador, me hubiera gustado mucho pasar la Navidad con ellos, aunque igual y hubiera estorbado jaja.

    Un beso grande ^^

    ResponderEliminar
  33. Patricia:

    El mes de diciembre no te pude leer porque pasé por una situación muy turbulenta.

    En este año, me alegro haber leído dos veces tu relato, porque la historia es muy sencilla, realista y conmovedora.
    Debo confesar que mientras leí tu cuento, hubo momentos en que me identificaba con el personaje principal de la historia porque todo ser humano siempre va pasar por problemas y en nuestros momentos de crisis existenciales cometemos locuras.

    A medida que avanzaba la trama de tu relato, empecé a recordar aquellos días en que platicaba con mis compañeros de la universidad y por fin, pude entender que al escuchar las historias de mis amigos, eran más complicadas que las mías.

    En el caso de nuestro querido protagonista al conocer la triste historia de la muchacha alegre, con la que festejó la Navidad; nos enseña que a pesar de que existen personas con situaciones más fuertes que las nuestras, no dejan de mostrarle una hermosa sonrisa a la vida.

    Saludos Karuna ^^

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y por tus comentarios,hasta pronto!!

"La vida se ríe de las previsiones y pone palabras donde imaginábamos silencios y súbitos regresos cuando pensábamos que no volveríamos a encontrarnos."


José Saramago