Todos los textos son de mi autoría y están debidamente registrados y protegidos por Safe Creative 8b61f1e5-55fb-344c-88df-411cb198c8dd y Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

*Todas las imágenes utilizadas en este sitio son tomadas de internet, por lo que pertenecen a sus respectivos dueños. Si alguien se siente perjudicado le agradezco me lo haga saber para retirar la ó las imágenes de inmediato.


Borremos el Racismo del Lenguaje

domingo, 3 de junio de 2012

RETO CLUB DE LAS ESCRITORAS: 3 PALABRAS


Bueno, aquí les traigo el relato que presenté al desafío que propuso Dulce en el Blog El Club de las Escritoras. El mismo consistía en escribir un micro o relato incluyendo tres de los títulos de los libros publicados o autopublicados por las socias del Club. 

Yo elegí los nombres de las novelas de Déborah F. Muñoz, Erzengel Eds y Karol Skandiu, que son los que siguen a continuación:

Atrapada en Otra Dimensión, Pasos en el Bosque, Erótika.





SUEÑOS PELIGROSOS

Desperté sobresaltada; nuevamente había tenido un extraño sueño. Cuando abrí los ojos por completo me sorprendió el verme en una habitación que no era la mía. Me encontraba en un lugar extraño, todo allí era diferente. Ayudada por una silla llegué hasta la ventana que había en lo alto de la pared y miré hacía afuera. Abrí los ojos como platos al contemplar un mundo distinto al mío, con dos soles brillando en el cielo y un paisaje donde predominaban colores jamás vistos.
«No puede ser. Estoy Atrapada en Otra dimensión...esta vez no pude escapar de mis sueños», pensé, con el corazón latiéndome fuerte en el pecho. Un ronco gemido se escapó de mi boca al verme en esa situación. 
Salí de allí y eché a correr por un largo pasillo hasta salir al exterior. Una vez fuera, me perdí por un sendero a cuyos lados había árboles de distinto tamaño y colores indefinidos. Volví la vista, y pude ver que el lugar que recién había abandonado era una especie de castillo de metal.
Me oculté entre la rara vegetación de ese bosque, sin mirar nuevamente atrás. Me senté a la sombra de un árbol muy frondoso, cuyo grueso tronco me sirvió para descansar unos instantes de mi miedo y de mi angustia. Rápidamente, los soles comenzaron a esconderse y las sombras pronto cubrieron el lugar. La luz de las estrellas alumbraba a través de las ramas de esos raros árboles, creando formas indefinidas en las sombras. 
Por unos momentos me tranquilicé, pero esa sensación pronto me abandonó cuando comencé a oír suaves Pasos en el Bosque.
Contuve la respiración sin salir de mi escondite. Alguien se había detenido cerca de donde yo me encontraba.  
―Aisha ―susurró una voz masculina.
Nuevamente mi corazón se sacudió con fuerza dentro de mi pecho, al tiempo que intentaba a duras penas controlar el sin fin de emociones que esa voz había despertado en mí.
―Aisha, ¿otra vez me has olvidado? Tus viajes hacia otras galaxias, a donde te lleva el sueño por las noches, te apartan cada día más de mí; y yo, debo luchar con todas mis fuerzas para que no me olvides.
Una profunda angustia comenzó a invadirme. Esa voz me era conocida, y me atraía irremediablemente. La intuición me decía que ése hombre no era peligroso para mí.
Gruesas lágrimas comenzaron a brotar de mis ojos fuertemente cerrados, y un sollozo muy hondo escapó de mi pecho. Cuando los abrí él estaba allí, parado frente a mí. La luz de las estrellas me permitía verlo en su totalidad.
Vestía un traje de microfibra azul y plateado que delineaba su cuerpo bien formado. Llevaba el cabello lacio, de un rubio cenizo largo hasta los hombros.
―Aisha ―susurró ese hombre de ojos claros como la miel, y de piel canela ―, regresa a mí. Mírame y recuerda quien soy. 
Intentaba por todos los medios buscar en mi memoria, al tiempo que él se acercaba y me rodeaba con sus brazos.
Sólo eso bastó para traer a mi memoria el recuerdo de la noche pasada, Erótika y sensual como todas nuestras noches. 
Nuestra vida era así: un constante sobresalto. El sueño me transportaba demasiado lejos y cada vez que volvía debía rememorar mi vida real junto al hombre de mi vida. Cada vez que me dormía no sabia si volvería a él, o quedaría atrapada del otro lado para siempre. Quizá esa fuera la razón de amarnos desenfrenadamente cada día, sin desperdiciar las oportunidades, como si fuera la última vez juntos.

Junio 2012  Safe Creative #1206031747733


Pueden leer el resto de las historias en éste enlace:



1 comentario:

  1. Que bien que te animaras a publicarlo aquí! >.<

    Aunque ya te lo dije en su momento, te repito una vez más que me encantó y que te estoy super mega agradecida por participar en este nuevo reto, gracias!

    Bueno guapa, un besito y hasta otra!, muak!

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y por tus comentarios,hasta pronto!!

"La vida se ríe de las previsiones y pone palabras donde imaginábamos silencios y súbitos regresos cuando pensábamos que no volveríamos a encontrarnos."


José Saramago